Apasionados por el mundo vegetal, nuestra ambición en Yves Rocher ha sido desde siempre, trabajar en armonía con nuestro medio ambiente; como lo hace por naturaleza cada planta, cada árbol. Esta visión, dedicada a la belleza femenina, inició en nuestras tierras de La Gacilly, en Francia, y es la que nos guía cada día a través del mundo y se materializa en nuestra Cosmética Vegetal® única.